sábado, 7 de noviembre de 2009

Cuando el Ejercito Sovietico Estuvo en Orbita

La utilizacion del espacio con fines militares es desgraciadamente un hecho. No solamente vienen lanzándose desde hace años satélites espias para vigilar a las fuerzas estrategicas adversarias y los satélites de comunicaciones y navegación con fines militares, sino que tambien se especula con la utilización de bombas orbitales contra las que los sistemas de defensa quedarían sumamente afectados.
Pese a la prohibición por tratados de este tipo de armas, no hay duda de que se ha avanzado mucho en su investigacion.
La Union Sovietica, con su sistema antisatelite ASAT fue la pionera en la guerra Espacial.
Unidad de correcion de direccion del satelite Molniya-1

El ejercito Sovietico utilizaba una serie de satélites para almacenamiento de datos. Situados en órbita en grupos de ocho, se pasaban información cuando la transmisión en tiempo real resulta imposible. Se lanzaban dos o tres veces al año y operan simultáneamente unos treinta.
Los satelites Sovieticos de alerta rápida estaban situados en una orbita eleptica de doce horas. Se cree que el primero fue el cosmos 159, lanzado en 1967. Desde entonces se lanzó uno al año hasta 1977, en que se lanzaron tres simultaneamente, lo que indicaba un cambio de tipo operacional. El cosmos 775, lanzado en octubre de 1975, estaba en una orbita geosincrónica y ello podia indicar que la Union Sovietica habia desarrollado una nueva generacion de alerta rapida.


Buque Sovietico de seguimiento Espacial Kosmonaut Yuri Gagarin

La URSS lanzaba aproximadamente cuatro veces cada año satélites espias. Al igual que en el caso de los Estados Unidos, los satelites espias más grandes se utilizaban para el examen detallado del terreno y cada año se solia poner uno en orbita.
La vigilancia oceánica de la Union Sovietica parecia tener a primera vista un claro predominio. El hecho es, sin embargo, que los soviéticos carecian de bases fuera de su territorio a lo largo del planeta desde donde poder realizar vuelos de patrulla de largo alcance y aquéllas de la que disponia, como en el caso de Cuba, le ofrecian un soporte logistico limitado. por ello los satélites constituian una soluccion ideal para la vigilancia de los océanos.
El Cosmos 198 lanzado en diciembre de 1967 fue la primera prueba de un sistema que alcanzó la plena operatividad en 1974. Estos satélites, lanzados en grupos de dos con una diferencia de pocos dias entre el primero y el segundo, disponian de un poderoso radar para localización de barcos en toda situacion meteorológica y obtenian su energia de un generador térmico de radioisótopos. La Union Sovietica utilizaba también un tipo de satélite espia más pequeño y no nuclear para la vigilancia oceánica. El primero de esta clase fue lanzado en diciembre de 1974 y desde entonces se lanzaba uno cada año intercalado con los satelites alimentados por energia nuclear.

Satelite de reconocimiento de la Fuerza Aerea Norteamerica Big Bird

Objetivo la Armada Norteamericana
A raiz del desastre del cosmos 954, que se estrello en territorio canadiense en 1978, el programa de vigilancia oceánica sufrió una reorientación. No se lanzo ningun satelite a lo largo de aquel año. pero en abril de 1979 la Union Sovietica puso en orbita dos no nucleares que segun el entonces secretario de Defensa Norteamericano Harold Brown, eran plenamente capaces de tener como objetivo la fuerza naval Norteamericana en el océano.

Buque Sovietico de seguimiento espacial Kosmonaut Komarov

El programa de reconocimiento fotograficó Soviético comenzo en 1962 con el cosmos 4 y el número de lanzamientos se incremento a lo largo de los años sesenta, hasta estabilizarse en una cifra de treinta unidades anuales. Los satélites de alta resolucion y de busqueda y localización lanzaban cápsulas para su recogida y en el caso de fallo de los retrocohetes podian ser destruidos a fin de evitar que caieran en manos no amiga. en 1968 una version mejorada con una vida util de doce dias.
Desde 1976 la Union Sovietica elaboro un Satélite de reconocimiento avanzado que se cree se trataba de una nave espacial Soyuz modificada.
Lo que otorgo a la Union Sovietica una capacidad análoga a la del Big Bird o el KH-11 Norteamericano.

En la Unión Soviética, Nikita Jrushchov (Никита Хрущёв) recibiría todo tipo de proyectos por parte de los principales constructores: bombarderos de largo alcance, submarinos, misiles… Entre todas las propuestas destacaría la formulada por Vladímir Cheloméi (Владимир Челомей), pionero en la construcción de misiles e ingeniero más joven en ser nombrado constructor, quien, en lugar de proponer el desarrollo de formas de armamento ya conocidas, ofreció algo digno de ciencia ficción: combatir el enemigo desde el espacio, mediante el uso de estaciones orbitales capaces de controlar permanentemente cualquier objetivo estratégico.



Antes que la Estación Espacial Internacional y la Mir orbitaran alrededor de la Tierra, la URSS lanzó nueve estaciones espaciales. Aunque sus objetivos eran oficialmente científicos, tanto sus orígenes como tres de estas naves fueron de carácter militar. A bordo de ellas, oficiales del ejército soviético realizarían prolongadas misiones de espionaje mediante sofisticados equipos de observación. Además de cámaras y radares, estas naves contaban con un dispositivo que permitía enviar el material recopilado a la Tierra y armamento que llegó a ser disparado.
Bajo el nombre en clave Almaz (Алмаз, Diamante), este programa espacial militar sería llevado a cabo en el más estricto secreto. El hermetismo fue tal que la naturaleza del proyecto no sería desvelada hasta los años 90, después de la disolución de la Unión Soviética.
 Visión artística de la estación Espacial Almaz
Cómo empezó todo
A mediados de los años 60, cuando la Guerra Fría se encontraba en uno de sus momentos más álgidos tras superarse la crisis de los misiles de Cuba, ambas superpotencias aceleraron, aún más si cabe, la carrera armamentística para lograr una posición dominante sobre el adversario.

En una época en que los satélites artificiales eran aún muy rudimentarios, la combinación de potentes equipos de observación con los conocimientos de experimentados oficiales parecía la solución ideal para realizar un seguimiento constante del enemigo y obtener así una rápida y precisa capacidad de respuesta.

El Proyecto Almaz
El fantástico proyecto presentado por Cheloméi en 1964 sigue impresionando hoy en día por su grandiosidad: estaciones espaciales tripuladas de veinte toneladas orbitarían durante un período de hasta tres años alrededor de la Tierra, proporcionando información detallada de los efectivos enemigos en tierra, mar y aire; desde bases de misiles a aviones, pasando por submarinos o cualquier otro tipo de unidad. En la siguiente imagen podemos ver una de las estaciones Almaz que se conservan (las sillas que aparecen debajo ayudan a hacerse una idea de sus dimensiones):


Una vez obtenidas las imágenes deseadas, estas eran enviadas a la Tierra en el que podría ser considerado el primer paquete postal espacial. El material era depositado en una cápsula de 360 kg. de peso y 85 cm. de diámetro que posteriormente era eyectada de la estación para que descendiera a la Tierra tras reentrar en la atmósfera:


Para lograr que las estaciones Almaz funcionaran de forma ininterrumpida, naves de transporte se encargarían de llevar suministros y cosmonautas de reemplazo periódicamente (cada 90 días). Estas naves de transporte incluirían una cápsula de retorno para que las tripulaciones relevadas pudiesen regresar a la Tierra. Algo especialmente innovador era que las cápsulas de retorno serían reutilizables hasta diez veces (una de ellas viajó al espacio y regresó con éxito en tres ocasiones).
A continuación se muestra un esquema del sistema Almaz al completo, tal como fue concebido inicialmente. De izquierda a derecha se puede observar la nave de transporte -compuesta por la cápsula de retorno y un módulo de carga- y la estación orbital. Ampliando la imagen se pueden apreciar algunos detalles como la disposición del equipamiento o las figuras de tres cosmonautas:

Proyecto inicial del complejo militar soviético Almaz

Prueba de acoplamiento entre nave de transporte y estación orbital

Cápsula de retorno Almaz

Siguiendo la misma disposición del esquema anterior, en la siguiente fotografía podemos ver el complejo Almaz al completo:
En la siguiente fotografía se muestra una de las cápsulas de retorno conservadas. Entre otros detalles, se pueden apreciar los retro-propulsores situados debajo de la cubierta blanca del extremo superior, utilizados para desacelerar la cápsula en la reentrada, y, a través de la escotilla, los respaldos de dos de los asientos que ocuparían los cosmonautas:
A pesar de las limitaciones a las que se enfrentaban los ingenieros soviéticos (20 toneladas era la carga máxima que se podía poner en órbita y 4,1 metros era el diámetro máximo que se podía transportar en tren hasta Baikonur), conseguirían equipar la estación con todo lo imaginable. Entre los instrumentos de observación caben destacar catorce cámaras fabricadas especialmente para las estaciones Almaz (una de ellas gigante, con un objetivo de casi 2 metros). Algunas de estas cámaras serían dotadas con un ingenioso sistema de espejos que permitía tomar fotografías nítidas a pesar de una velocidad orbital de casi 8 km/s.

A continuación podemos ver dos imágenes de los paneles de mandos de la estación Almaz. Mientras que en la primera destacan dos visores y una pantalla circular, en la segunda se aprecia el curioso sistema de navegación utilizado entonces, basado en un pequeño globo terráqueo:


Proceso de descenso de la cápsula

Primer plano del cañón Nudelmann



Visión artística del Manned Orbital LaboratoryAlmaz-T, versión automatizada desarrollada en los años 80Foto Satelite Cosmos tomada con camara Canon y abertura de unos dos minutos

Soviet Russia
Para que las estaciones orbitales Almaz fueran auténticas fortalezas inexpugnables, serían equipadas con armamento que podría ser utilizados tanto defensiva como ofensivamente para derribar satélites u otras naves espaciales. Concretamente, contarían con un cañón ametrallador Nudelmann, similar a los utilizados en aviación, y pequeños misiles espacio-espacio. Como si de un caza se tratara, para poder disparar su cañón las estaciones Almaz debían encararse hacia el objetivo y, para evitar ver alterada su órbita, encender propulsores que compensaran el retroceso provocado por los disparos.
Después de ver las principales características del complejo militar Almaz, os invito a mirar el siguiente vídeo que, en un minuto y medio, ofrece una visión general de todo el equipamiento. Una curiosidad a destacar es el periscopio situado en la parte superior de la estación, que permitía observar qué ocurría 360º alrededor de la nave y habría sido clave en caso de tener que entrar en combate (aparece en 00:17 aprox.). En contra de lo que afirman en este vídeo, este canal televisivo no ha tenido acceso en exclusiva a las instalaciones, ya que es posible visitarlas. Si alguien está interesado, puedo indicarle un par de documentales rusos muy completos.

Evolución del Proyecto Almaz
Krushchov quedó inmediatamente maravillado por el proyecto de Cheloméi, quien el propio Stalin ya había calificado de visionario en sus inicios como constructor de motores a reacción y cohetes. La muestra más clara de la fascinación que despertaba Cheloméi en Krushchov la encontramos en el hecho que su propio hijo entró a trabajar en el equipo de ingenieros del constructor.
El Proyecto Almaz recibiría luz verde pocas semanas antes de que Krushchov fuera apartado del cargo; no sólo gracias al apoyo del aún Secretario General del PCUS, sino también por el reto que meses antes había lanzado el presidente americano Lyndon Johnson, al anunciar que los Estados Unidos trabajaban en un Laboratorio Orbital Tripulado (Manned Orbital Laboratory, MOL) para que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos explorara posibilidades militares en el espacio.

Pero no todo serían facilidades para Cheloméi. Después que Krushchov abandonara el poder, Brézhnev (Брежнев) nombró como secretario del Comité Central del PCUS encargado de asuntos militares el que sería la cruz personal de Cheloméi: Dmitri Ustinov (Дмитрий Устинов), responsable a partir de entonces de supervisar el desarrollo del Proyecto Almaz.

La primera gran tensión entre ambos llegaría cuando Ustinov ordenó que la primera estación Almaz debía ser lanzada en Abril de 1970, para conmemorar el centenario del nacimiento de Lenin. Consciente de que semejante plazo no era factible, Cheloméi pidió reiteradamente que esa fecha fuera aplazada; especialmente tras el accidente que justo tres años antes costaría la vida a Vladímir Komarov (Владимир Комаров), quien falleció a bordo de la Soyuz 1 por problemas técnicos, presuntamente provocados por el apresurado lanzamiento con motivo de otra fecha señalada: el 1 de Mayo.

En Diciembre de 1969, cuando la URSS se sentía derrotada por la llegada a la Luna de los Estados Unidos y se veía claro que Cheloméi no cumpliría el plazo fijado para lanzar la primera estación orbital, Ustinov dio la estocada más grave que recibiría el Proyecto Almaz: decretó que el equipo de Cheloméi debía ceder su proyecto al equipo del ya fallecido Sergéi Koroliov (Сергей Королёв), liderado entonces por Vasily Mishin (Василий Мишин), para que fuera éste el encargado de lanzar la primera estación espacial tripulada, nuevo reto en la carrera espacial entre ambas superpotencias. Así nació el que sería conocido como Programa Salyut (Салют, Salva), que tenía como misión llevar a cabo investigaciones científicas relacionadas con la vida en el espacio.

En Abril de 1971, un año más tarde de la fecha exigida por Ustinov, llegó el tan ansiado momento: la primera estación espacial tripulada orbitó alrededor de la Tierra, después que la nave Soyuz 11 se acoplara con la estación Salyut 1 y su tripulación habitara en ella durante 23 días. Con esta hazaña la URSS lograba una nueva victoria sobre el programa espacial estadounidense, que no pondría en órbita su primera y única estación espacial (Skylab) hasta 1973. Desgraciadamente, los cosmonautas de la Soyuz 11 murieron en la reentrada, cuando su cápsula se despresurizó.

Tripulación de la nave Soyuz 11: Dobrovolsky, Patsayev y Volkov

Oficiales seleccionados para el Proyecto Almaz

Estación espacial Salyut 3, segunda estación militar Almaz

En contra de lo que cabría pensar, el Programa Salyut no supuso el final del Proyecto Almaz. El Comité Central del PCUS veía en las estaciones militares propuestas por Cheloméi un gran paso en la carrera de armamentos, al permitirle una excelente forma de controlar el enemigo, guiar los misiles intercontinentales con precisión y hacerse con el control militar del espacio. En consecuencia, la planta de Chiloméi recibió plena financiación para que, utilizando el Programa Salyut como tapadera, lanzara varias estaciones Almaz con fines exclusivamente militares.
Mientras los ingenieros trabajaban en el desarrollo de las estaciones, Chiiloméi lideró personalmente el proceso de selección y entrenamiento de los cosmonautas que las tripularían. Destacados oficiales de todas los ejércitos y especialidades serían reclutados. Con ello se buscaba disponer de cosmonautas especializados en los distintos tipos de objetivos sobre los cuales se podían llevar a cabo misiones de espionaje.
Entre las nueve estaciones espaciales lanzadas bajo el paraguas del Programa Salyut, tres serían estaciones militares Almaz: Salyut 2, Salyut 3 y Salyut 5. La primera de ellas, lanzada en Abril de1973, acabó en fracaso, después que no lograra alcanzar la órbita prevista y los cosmonautas que tenían previsto ocuparla tuvieran que quedarse en Tierra, viendo finalmente como la estación era destruida al reentrar en la atmósfera terrestre.
El 25 de Junio de 1974, la segunda estación espacial Almaz fue lanzada con éxito bajo el nombre de Salyut 3. A bordo se encontraban las cámaras de gran precisión mencionadas anteriormente. Gracias a la cámara gigante Agat, los cosmonautas podían llegar a distinguir qué aviones se encontraban en la cubierta de un portaaviones. Durante el tiempo que estuvo en órbita no sólo se probaron las cámaras, sino todo tipo de dispositivos de reconocimiento. Las imágenes obtenidas fueron enviadas con éxito dentro de la ‘cápsula de correo’. Esta estación también fue equipada con el armamento mencionado anteriormente y, antes de ser desorbitada en Enero de 1975, el cañón ametrallador fue disparado con éxito (estando la estación en modo automático) contra un satélite señuelo puesto en órbita especialmente para la ocasión. Aunque dos operaciones de acoplamiento fracasaron, el resultado final fue considerado un gran éxito. En la siguiente fotografía podemos ver cómo esta segunda estación Almaz fue inspeccionada antes de su lanzamiento. Evidentemente nada daba a entender que se trataba de una estación militar Almaz, puesto que en el exterior se rotuló la palabra Salyut como en las demás naves.
En Junio de 1976 fue lanzada la que sería la última estación Almaz tripulada, la Salyut 5. Aunque esta misión también fue un éxito, las mejoras tecnológicas que se habían ido desarrollando en materia de observación hicieron que ya no valiera la pena seguir enviando cosmonautas, ya que las mismas funciones podían ser desarrollados por satélites automáticos. Desde entonces, las únicas estaciones orbitales tripuladas serían destinadas a fines científicos.
Fuente:

Ovni

ovni2
El ver tantas paginas en la Red referentes al tema Ovni me llevo a escribir estas letras.
Aun me acuerdo en mi niñez cuando sentado en el cine de verano veía a los famosos Echo mi pensamiento volaba, ¿que sera?
Me preguntaba no es un Avión no es una estrella ¿que es, que sera?
En esos tiempo la carrera Espacial estaba en pleno apogeo y sabia que era un artilugio ¿pero era Humano?

Su luz era fija y no emitía destello alguno recorría el firmamento a una velocidad constante ¿que sera?
Con el tiempo pude descubrirlo y saber que efectivamente eran los satélites Norteamericanos

Echo
Nombre dado a dos famosos satélites americanos, consistentes en una enorme envoltura de plástico inflada como un globo en órbita terrestre.
Lanzados a comienzos de los años 1960, fueron empleados para el estudio de la resistencia producida por las partículas ramificadas de la alta atmósfera sobre el movimiento de los cuerpos artificiales; para el estudio de la presión ejercida por la radiación solar sobre grandes superficies; y también como repetidores pasivos de señales de radio.
"Echo 1" fue lanzado el 12 de agosto de 1960 a una órbita circular, a unos 1.500 km. de altura. Estaba hecho de fibra de poliéster con un grosor de apenas 1/10 de mm. y estaba recubierto exteriormente por una superficie reflectora de aluminio. Inflado en órbita gracias a la liberación de pequeñas cantidades de gas, que en el vacío del espacio se expandían con mucha eficacia, adquirió la forma de una esfera de 30 m. de diámetro. Durante casi 8 años, hasta mayo de 1968, permaneció en órbita, proporcionando informaciones muy útiles.

echo
"Echo II", lanzado el 25 de enero de 1964, estaba hecho con una película plástica aún más delgada, 1/20 de mm. Más grande que el anterior, 41 m., fue el primer satélite que se empleó, en colaboración con la Unión Soviética, para experimentos de reflexión de las ondas de radio. Permaneció en órbita hasta junio de 1969.

Los dos "Echo" se hicieron famosos no sólo por sus investigaciones científicas, sino porque fueron los primeros satélites perfectamente visibles a simple vista incluso para los profanos. Tenían la apariencia de una estrella de primera magnitud que se desplazaba velozmente entre las constelaciones. A veces era posible observarlos en dos pasos consecutivos desde el mismo lugar. Uno de los fenómenos más singulares que ofrecían era, en algunas circunstancias, la desaparición repentina en el centro de la bóveda celeste por efecto de su ingreso en el cono de sombra de la Tierra.

Mas adelante me compre un telescopio de 1000x80 me tiraba noches enteras observando el firmamento las estrellas planetas la luna el sol y sus manchas, os puedo garantizar que jamas vi un platillo volante, no por eso dejo de creer en ello que nos visiten y que exista vida extraterrestre la cual estoy convencido de que existe, lo mas que vi fue alguna que otra noche varios meteoritos y un bólido al entrar en la atmosfera y perderse sobre el mediterraneo.

rastreador
Dias atras vi un video en Youtube sobre un Ovni en Brasil os puedo garantizar que para la persona que filmo dicho Ovni casi con toda seguridad lo era, pero para mi os puede garantizar que es la Estacion Espacial Internacional por sus siglas ISS, os adjunto una foto del rastreador que uso.
Aqui abajo os adjunto unas fotos de un platillo volante o Ovni muy poco conocida, la verdad es que no las pude ver en la red, lo cual no quiere decir que no esten, si os puedo decir que las conservo desde hace 35 años.


ovni1


Documental Ovni en la Union Sovietica

Ultimamente circulan por la red imagenes videos etc. sobre avistamientos Ovni sobre todo en Inglaterra noruega suecia y toda la Zona del noroeste de Europa en el video este que acabo de subir a Youtube y que os inserto aqui mas abajo podrás ver las Tropas Espaciales Rusas y verás algunas tomas de video como algunas que circulan por la red como avistamientos Ovni.


Aqui os dejo este pequeño video documental de Torontocosme


Video de Las Tropas Espaciales Rusas

Cuando tenga un cielo apropiado sin nubes y una buena pasada de la Estacion Espacial Internacional ISS os prometo que grabare en video su pasada y la colgare en Youtube y en esta pagina.
Continuara

El Pueblo Nenet

El éxodo de los hombres de hielo

De los aproximadamente 35.000 nenets que existen en la actualidad, tan sólo 10.000 continúan trashumando con sus rebaños de renos. Aun así mueven la mayor manada de renos domésticos del mundo.

Caminan 1.000 kilómetros al año en busca de las tundras donde comen sus renos. Ahora, su austera vida está en riesgo. Bajo sus pies: la mayor reserva de gas del mundo, de la que procede el 92 por ciento de lo que Rusia extrae. La industria ha colonizado la región, y a los renos ya les cuesta alimentarse. A los nenets, también.

Al salir de la tienda notó que el viento era más cálido y hacía subir la temperatura hasta unos agradables 25 grados bajo cero. Andréi Okateto, jefe de su grupo nómada, sonrió: la primavera asomaba. Era hora de retomar el viaje permanente de su pueblo, una ruta de 1.000 kilómetros anuales, andando en pos del alimento de sus renos. La idea no lo inquietó: eran nenets, y en su sangre corría una necesidad ancestral de vagar por los más fríos territorios del Ártico.
trineo
Los nenets –en su propia lengua, `los hombres´– pueblan las heladas tundras del nordeste europeo y noroeste de Siberia, desde la península de Kanin hasta el delta del Yenisey. Siempre fueron un pueblo ligado a la vida de otra especie capaz, como ellos, de vencer los rigores de una región con temperaturas de hasta 50 grados bajo cero: los renos. En sus orígenes, los nenets eran cazadores y, como los lobos del Ártico, seguían a los renos para cazarlos. Pero hace unos dos milenios comenzaron a capturarlos sin matarlos y aprendieron a criarlos en un proceso que culminó hace 400 años con un pastoreo masivo. Desde entonces se han convertido en los mayores criadores de renos del mundo y su vida nómada gira en torno a las necesidades de éstos: durante la estación fría se refugian en las taigas del sur y, al mejorar el tiempo, suben hacia el norte y traspasan el Círculo Polar Ártico en busca de los líquenes de la tundra, el alimento preferido de los renos.

tienda

Los rigores de su mundo han aislado a los nenets permitiendo a su vez que su cultura ancestral perdurase. Pero no les ha resultado fácil. En tiempos de la Unión Soviética se emprendieron distintas campañas para aculturarlos. En 1929 empezaron a crearse granjas colectivas y, desde 1957, los nenets niños eran custodiados por el Estado, lejos de sus familias, hasta que completaban su educación en un intento de erradicar la impronta cultural de los nómadas. Todo fue inútil. Aunque se los llegó a cazar desde avionetas como a alimañas, aunque los separaron de sus hijos y se cercaron sus rebaños, este pueblo permaneció fiel a su cultura.

Una nueva amenaza hace que las vicisitudes de ayer parezcan hoy contratiempos. El territorio nenet flota sobre la mayor reserva de gas del mundo. El gas, el petróleo y la minería de la región han atraído desde los 70 del siglo pasado a un creciente número de trabajadores rusos que han colonizado la tierra y han creado nuevas reglas, mercados y amenazas. El 92 por ciento del gas y el 14 del petróleo que Rusia extrae proceden de aquí: es previsible que habrá más trabajadores. La industria perfora el suelo, acota los pastos, contamina el suelo y agota los recursos que los 300.000 renos y los 10.000 nómadas de la península de Yamal necesitan. El contacto con el mundo desarrollado que llega con la industria del gas y el petróleo pone en peligro la supervivencia de esta cultura milenaria. Y el aumento de las poblaciones de nenets y sus renos amenaza la supervivencia de su forma tradicional de vida. Para ellos no es, sin embargo, un problema muy preocupante. Consultados al respecto, un brillo de arrogancia asoma en sus miradas. Son nenets. Saben que su principal seña de identidad es una increíble capacidad de adaptación a los cambios y las penalidades de su entorno.

ALTA COSTURA´ CONTRA EL FRÍO
Los nenets deben soportar temperaturas de hasta 50 ºC bajo cero. Para protegerse utilizan la malitsa, un abrigo sin cremalleras ni botones confeccionado con la piel de cuatro renos. El pelo caliente se sitúa en el interior. El traje de las mujeres, el yagushka, tiene doble capa aislante y está abotonado en el frente

ropa

CON LA CASA A CUESTAS
El chum, la vivienda de los nenets, recuerda a los tipis de los indios americanos: una estructura de postes de madera, cubierta por una gruesa capa de pieles de reno, en torno a una estufa que calienta y permite cocinar. Fáciles de montar, las mujeres se encargan de levantarlo. Los perros también duermen dentro

tienda1

`SUSHI´ DE RENO A DIARIO
Los nenets obtienen del reno todo cuanto necesitan. Cada mañana atrapan algunos para tirar de los trineos, mientras el resto guía a la manada en su búsqueda incesante de líquenes para comer. Del reno también obtienen pieles para sus trajes y sus casas, tendones para coser y la carne de la que se alimentan, incluso recién cortada.

comer

Fernando González Sitges

La ruta de los Nenets

Ruta acompañando en un tramo de su migración anual al pueblo paleo-siberiano Nenets, en un viaje con trineos tirados por renos. Una oportunidad única de participar en un viaje diferente ofrecido tan sólo por Tierras Polares.

Una de nuestras rutas polares más excepcionales, en convivencia con el pueblo de los Nenets, uno de los pocos grupos étnicos del mundo que ha conseguido preservar sus rasgos culturales y su modo de vida tradicional al tiempo que coexiste en armonía con la sociedad más convencional de su entorno. Para nosotros, este viaje constituye un auténtico viaje en el tiempo y una visita a otro mundo en el que la Naturaleza sigue siendo reina. Un mundo de hielo en el que las duras condiciones climáticas imponen su ritmo, en el que hombres y mujeres continúan con la labor milenaria de pastoreo que emprendieron sus antepasados, y al que nosotros nos uniremos en su migración anual en busca de mejores tierras para los animales hoy en día siguen dándoles todo: cobijo, alimentos y vestidos.

Los Nenets, conocidos en otro tiempo con el nombre más genérico de Samoyedos, decidieron hace miles de años abandonar la caza de renos que suponía para ellos todo su sustento y sustituirla por el pastoreo, iniciando así una labor de domesticación de estos animales que ha venido a convertirse en seña de identidad y medio de vida. Sus pieles les visten y conforman también sus tipis, su carne les alimenta, su fuerza es la que tira de los trineos e incluso muchas piezas de éstos se hacen con partes del reno: todas sus actividades giran en torno a ellos, y ellos son también quienes les permiten mantener una forma de vida nómada que les convierte en uno de los pocos pueblos del mundo que mantienen hasta este punto sus costumbres de tiempos pasados.

El acuerdo que este pueblo ha alcanzado con el Gobierno ruso permite que los Nenets se ganen la vida ejerciendo la tarea que han llevado a cabo desde siempre, siendo al mismo tiempo propietarios de una parte de las manadas.

Este peculiar convenio hace posible que en el segundo milenio de nuestra era las caravanas de trineos y las manadas de renos atraviesen la tundra de sur a norte en primavera y de norte a sur en otoño, componiendo uno de los acontecimientos étnicos más importantes y bellos del planeta. Una sociedad diferente con una idiosincrasia absolutamente distinta a la nuestra, y que tiene mucho que enseñarnos en cuanto a supervivencia y convivencia con un medio en principio hostil. Una cultura única, que permanece inmune, por ahora, a la oleada de cambios vertiginosos en la que se encuentra sumida una gran parte del mundo moderno. En suma, una oportunidad única de descubrimiento para los viajeros polares.

PLAN DE VIAJE

Día 1: Vuelo Madrid-Moscú.

Día 2: Vuelo Moscú–Salekhard (Yamal). Noche en Salekhard.

Día 3: Vuelo en helicóptero hacia Yar Sale. Noche en hotel allí o partida hacia la zona en la que se encuentran los Nenets, en motonieve o vehículo oruga.

Día 4: Salida hacia el área donde se encuentran los Nenets en motonieve o vehículo oruga. Noche en tipi local, llamado en esta zona chum.

Día s 5 a 8: Estancia con los Nenets. En estos días podremos realizar con ellos actividades que variarán en función del momento en que se encuentre el grupo. Entre ellas, se encuentran el ayudarles a reunir los renos, enlazarlos, levantar o tumbar tipis, curtir pieles, participar de la vida cotidiana en los chums o tipis de piel de reno, etc. Nos desplazaremos con trineo de renos o en motonieve en función de la disponibilidad de los Nenets. Noches en chum. Estos tipis son muy confortables e incluso cuentan con una estufa de leña con chimenea.

Día 9: Viaje a Yar Sale en motonieve o vehículo oruga. Noche en un hotel en Yar Sale.

Día 10: Vuelo en helicóptero hacia Salekhard. Noche en hotel en la ciudad.

Día 11:
Día libre en Salekhard. Permaneciendo aquí un día nos aseguraremos de llegar a tiempo a nuestro destino, ya que cabe la posibilidad de que haya retrasos en los vuelos por mal tiempo. Noche en hotel.

Día 12: Vuelo a Moscú. Noche en hotel.

Día 13:
Día libre en Moscú, donde podremos conocer la capital del Estado ruso al tiempo que de nuevo nos aseguramos de que tendremos tiempo suficiente en caso de retrasos. Durante nuestra visita podremos conocer lugares como la Plaza Roja, el Kremlin, la iglesia de San Basilio, el famoso Metro de Moscú o la calle de Tver o Tverskaya. Noche en hotel.

Día 14: Vuelo Moscú-Madrid.

NOTA
Este tipo de viaje más próximo a una expedición implica un mínimo espíritu de grupo y colaboración por parte del viajero, si bien no hay grandes complicaciones técnicas ya que los Nenets, el guía y el traductor nos facilitarán en gran medida la travesía. Todos colaboraremos en tareas como traer leña, levantar o bajar tipis, cargar trineos, etc.: una auténtica experiencia a todos los niveles.
SOLICITA MÁS INFORMACIÓN .

info@tierraspolares.es

Fechas:
Abril 2009.

Nivel: 1 de 6

Grupo:
Máximo 11.

Precio: 4.995 €

Fecha de inscripción:
Hasta 40 días antes de la fecha de partida del viaje.

Reserva de plaza:
Ingreso del 40% del precio del viaje sin incluir tasas de aeropuerto.

Incluye:
- Vuelos en clase turista Madrid-Moscú
- Salekhard, Moscú -Madrid.
- Vuelo en helicóptero Salekhard -Yar Sale –Salekhard.
- Alojamientos y material descritos en la ficha técnica.
- Transfer en tierra.
- Comidas en los campamentos Nenets.
- Guía: Jaime Barrallo y traductor nativo español-ruso.
- Seguro.
- Visados y burocracia con el Gobierno ruso.
- 15 kilos de equipaje facturado.

No incluye:
- Tasas de aeropuerto.
- Transfer no especificados.
- Comidas en los días de vuelo o en las ciudades.

Email: info@tierraspolares.es
http://www.tierraspolares.es

El Hombre en el Espacio

gagarin1Yuri Alekséyevich Gagarin (en ruso: Юрий Алексеевич Гагарин; Gzhatsk, Unión Soviética 1934-1968.
Fue el primer Cosmonauta de la historia, el primer hombre que realizó un vuelo espacial alrededor de la Tierra, a su regreso se convirtio en el hombre mas famoso de la Tierra.
Su misión, no anunciada previamente como la mayoría de las empresas espaciales soviéticas, se llevó a cabo el 12 de abril de 1961. Gagarin es lanzado a las 9,07, hora de Moscú, desde el cosmódromo de Baikonur en el interior de la astronave Vostok 1, con un peso de 4,7 t. Entró normalmente en órbita, realizando alrededor de la Tierra una vuelta y alcanzando una distancia máxima de 344 km. (apogeo) y mínima de 190 km. (perigeo). Fue el primer hombre en experimentar el estado de imponderabilidad y de efectuar observaciones de nuestro planeta desde el espacio exterior.
Después de 78 minutos de vuelo encendió los retro-cohetes, que frenaron el curso de la Vostok y la llevaron a su trayectoria de regreso. Los soviéticos sostuvieron que el astronauta permaneció en el interior de la cápsula, que descendió suavemente por medio de paracaídas sobre tierra firme; sin embargo, fuentes americanas, en cambio dijeron que el astronauta fue catapultado a 7.000 metros de altura y descendió con su propio paracaídas.
El aterrizaje se produjo a las 10,55. La empresa de Gagarin fue fundamental, porque demostró que el hombre puede resistir a los tremendos apremios de la partida y de la entrada en el ámbito hostil del espacio extraterrestre. Gagarin murió prematuramente cuando sólo contaba 34 años de edad: el hombre que había superado las incógnitas del primer viaje espacial. se estrelló, durante un vuelo normal de adiestramiento con un avión el 27 de marzo de 1 968. En la Unión Soviética se le ha dedicado a Juri Gagarin el centro de adiestramiento donde se preparan los cosmonautas preseleccionados para las diversas misiones espaciales.

alanAlan Bartlett Shepard Primer astronauta americano en ser enviado al espacio, aunque en un vuelo suborbital. Entró en el cuerpo de astronautas en 1959 y tuvo el honor de inaugurar la serie de los vuelos Mercury. Su cápsula, bautizada Freedom 7, fue lanzada el 5 de mayo de 1961 en un vuelo parabólico que apenas duró 15' y 22". Sheppard alcanzó una altura máxima de 187,5 krr después de lo cual descendió sin problemas en Atlántico. Shepard procedía, como todos los demás astronautas americanos de los primeros vuelos, de las filas de la fuerzas armadas. Para el proyecto Mercury, además de él, habían sido seleccionados otros 6 hom bres entre más de 500 candidatos. Después de un periodo en el cual tuvo que retirarse de la actividad astronáutica por trastornos en el oído interno, Shepard volvió al espacio como jefe de un misión muy importante: el Apolo 14. Junto con Edgar D. Mitchell, Shepard descendió en las proximidades del cráter Fra Mauro el 5 de febrero de 1971, realizando un paseo de casi 10 horas. Alan Shepar abandonó definitivamente el cuerpo de astronauta en el año 1974.

gagarinValentina Vladímirovna Tereshkova (en ruso Валенти́на Влади́мировна Терешко́ва, nacida el 6 de marzo de 1937),de 26 años, ciudadana soviética, se convierte en la primera mujer cosmonauta del mundo.
A poco más de dos años de otro histórico vuelo (el de Yuri Gagarin que en la mañana del 12 de abril de 1961 abrió al hombre el camino del espacio) los rusos escriben en el libro de oro otro importante primado. Y este de la Tereshkova es también un record destinado a durar, en el tiempo, mucho más que el de su colega Gagarin: será preciso esperar unos veinte años para que otra mujer vuelva al espacio.

leonovAlexey Arkhipovich Leonov Cosmonauta soviético, nacido en 1934, famoso por haber realizado el primer paseo en el espacio y por haber comandado la tripulación de la primera empresa de colaboración espacial soviético-americana Apolo-Soyuz. La espectacular salida de Leonov al ambiente hostil del vacío extra-atmosférico se produjo el 18 de marzo de 1965, durante el vuelo de la cosmonave Voskhod 2, en la cual se encontraba, además de Leonov, el cosmonauta Pavel Belyaev. La nave, que partió del polígono de Baikonur el mismo 18 de marzo, entró normalmente en órbita y había realizado tres vueltas alrededor de la Tierra, cuando se anunció que Leonov había salido al espacio. La Voskhod había sido modificada especialmente para esta empresa. En correspondencia con una portezuela lateral se encontraba una cámara de descomprensión extensible con fuelle, que antes de la salida de Leonov había sido extendida. El cosmonauta pasó de la cabina de mando a esta cámara de descomprensión, en la que se puso un traje especial antirradiaciones y una mochila con los tubos de oxígeno. Después del necesario periodo de adaptación, la portezuela se abrió y Leonov, por primera vez en la historia de la astronáutica, se hallaba en el espacio sujeto a la nave por un cordón umbilical. Toda la operación era seguida desde Tierra por medio de una telecámara fijada en el exterior de la Voskhod. Leonov realizó algunos simples movimientos volando en el vacío y demostró que el hombre podía trabajar en el espacio, sin la protección de la cabina. Se tuvo una nueva dimensión de muchos peligros que en los años anteriores parecían constituir una barrera infranqueable para la realización de la actividad extra-vehicular: las radiaciones penetrantes, los micrometeoritos y las tremendas variaciones de temperatura existentes en el espacio entre las zonas expuestas al Sol, que alcanzaban los 200 grados, y las en sombra, que permanecían a -200 grados. Se demostró que un traje oportunamente climatizado y resistente podía anular los efectos letales de estos peligros. Leonov permaneció en el espacio solamente diez minutos, mientras Belyaev estaba en los controles de la astronave. En este corto tiempo el astronauta se ganó también el primado del paseo más largo jamás efectuado por un hombre: los apasionados de los récords, calcularon que dando vueltas junto con la Voskhod, a la cual estaba unido, a la velocidad orbital de 28.000 km/h., Leonov había recorrido 716.680 km.

neilNeil Alden Armstrong Comandante de la famosa misión americana "Apolo 11", fue el primer hombre en pisar suelo lunar, a las 4,56 del 21 de julio de 1969, pronunciando la histórica frase: "es un pequeño paso para un hombre, pero un gigantesco salto para la humanidad". Armstrong, a diferencia de la mayor parte de los astronautas de la NASA, no es de la escala militar; participó en la guerra de Corea como piloto de la marina, realizando 78 vuelos hasta que su avión fue derribado durante un combate y se salvó saltando en paracaídas. Entró en la NASA en 1962 como experimentador civil; fue piloto jefe del avión-cohete "X 15" y de la misión "Géminis 8", con la que se realizó, en marzo de 1966, el primer amarre en el espacio, a pesar del imprevisto accidente técnico que él, junto con su colega David Scott, afrontó con inteligencia y valor. Lo que sucedió fue que, inmediatamente después del amarre, el "Géminis 8" y el cohete-blanco "Agena" se pusieron a girar sobre sí mismos, a causa de un desperfecto en uno de los servo-motores que regulaban la posición de la astronave. Con maniobras precisas Armstrong y Scott lograron estabilizar la nave y volver a Tierra. Graduado como ingeniero aeronáutico, después de la misión "Apolo 11" Neil Armstrong abandonó la NASA para convertirse en profesor de ingeniería aeroespacial en la Universidad de Cincinnati.

Cazadores de Alta Montaña

Solo rendiremos nuestras banderas antes el altisimo sacramento