domingo, 15 de noviembre de 2009

Una linterna en Orbita

El 4 de febrero de 1999 los cosmonautas Rusos Ghennadi Padalka y Serguei Avdeyev, intentaron desplegar la primera linterna en órbita sobre la tierra, con ella se conseguiría iluminar ciertas zonas de la tierra donde llega poca luz o ninguna como es el caso de las zonas cercanas al Ártico donde las noches duran 6 meses, las organizaciones ecologistas, no veian con buenos ojos que brillara un nuevo sol, el cual iluminaria una extension de 8 kilómetros de diámetro con una intensidad entre 5 y 10 veces al de la luna llena.
En 1999 yo era un ferviente seguidor de la estación espacial Mir (Paz en Ruso) y de los experimentos llevado a cabo en dicho complejo Espacial, con mi programa rastreador de satélites mis emisoras de radio y unos gigantescos prismáticos estaba preparado para observar dicho experimento.
Este descomunal espejo de 25 metros de diámetro seria visible desde la superficie de la tierra como una linterna Sobrenatural.

El experimento "Znamia" ("Bandera") consistía en desplegar una vela giratoria de aluminio de 25 metros de diámetro, tarea que debían realizar en siete minutos los astronautas rusos Ghennadi Padalka y Serguei Avdeyev.

Los cosmonautas Rusos Ghennadi Padalka y Serguei Avdeyev

Según las previsiones, la primera ciudad que veria el nuevo sol seria Zurich (Suiza) el carguero espacial Progress tenía que alejarse de la Mir y órbitar lentamente sobre sí misma para que la superficie del espejo se desplegase por efecto de la fuerza centrífuga y sin ayuda mecánica, El espejo orbital también iba a ser orientado hacia otras regiones del planeta situadas en Rusia, Francia, Suiza, Alemania, Bélgica, los Estados Unidos y Canadá.
Con este experimento se conseguiría una fuente inagotable y barata de luz estelar proveniente del Sol para convertir en luz las tinieblas de las regiones polares de la Tierra o zonas devastadas iluminandola desde la órbita terrestre.

Proyector sobrenatural

El velo de aluminio reflejaria la luz proyectando un círculo luminoso de entre cinco y ocho kilómetros de diámetro. Para el observador en la Tierra, seria como si un proyector de luz sobrenatural rasgara la noche desde las estrellas. El espejo se desplazaria durante 24 horas al ritmo de las evoluciones de la nave Progress, unos siete kilometros por segundo.

Para el creador de este proyecto, Vladimir Siromiatnikov -que llevaba 10 años trabajado en el velo solar- el objetivo de Znamia era «humanista». Se trata de una nueva tecnología simple y barata para hacer más fácil la vida en el gran norte ruso, donde reina la noche buena parte del año y las temperaturas alcanzan los 50 grados bajo cero.

Con ello se conseguiria iluminar las regiones más frías y oscuras del planeta y en el futuro disponer de islas de luz solar a un mínimo coste energético. Otro de los objetivos consistia en la posibilidad de iluminar desde el espacio áreas agrícolas y zonas en las que se produzcan catástrofes naturales, ecológicas o tecnológicas.

El febrero de 1993, una experiencia similar de iluminación solar fue realizada con éxito durante cinco horas. Los habitantes de algunas zonas de Europa observaron una «luz extraña e inesperada», según recuerda Vladimir Siromiatnikov, que muchos asociaron a la estela de una nave extraterrestre. Pero la realidad era mucho más pragmática. La luz estelar procedía de un velo solar de 20 metros de diámetro.

El ambicioso proyecto recibiria un empuje decisivo en el año 2000, cuando los científicos pensaban despleguar en el espacio un velo de 70 metros de diámetro. Se construirá un velo solar, idéntico al anterior pero de 200 metros de diámetro, con capacidad para iluminar cinco grandes ciudades al mismo tiempo, que seria desplegado en el año 2003.

Con este mismo velo, los científicos rusos pretendian navegar por el espacio utilizando como combustible el viento solar, una idea que los escritores de ciencia ficción llevan planteando desde hace décadas.

Pero parte del que seria el primer espejo espacial quedó atrapado en una de las antenas del carguero espacial Progress, de la que debía desplegarse completamente para captar los rayos del sol y reflejarlos hacia la Tierra, pero el experimento fallo.

jueves, 12 de noviembre de 2009

El Fin de los dias

Si el hombre creo alguna vez una maquina para tal fin sin lugar a dudas es el submarino Sovietico Akula, nombre en clave para la OTAN Typhoon.

Esta impresionante maquina capaz de borrar un país entero del mapa o destruir una flota con el solo disparo de un torpedo, fue creada con el fin de disuadir a cualquier país de atacar a la Unión Soviética.
Autorizado en septiembre de 1972 el 19 de diciembre de 1973 el gobierno emitio oficialmente la orden de diseñar y construir el submarino de misiles balístico proyecto 941 akula "Tiburón" en Ruso, fue puesto en servicio en septiembre de 1980 e introducido en la flota del norte el 12 de diciembre de 1981.

Desplazamiento Toneladas: 24.500 en superficie 29.500 sumergido
Velocidad en nudos: 16 en superficie y 27 sumergido
Velocidad en Kilómetros: 31.4 en superficie 50.4 sumergido
Profundidad Máxima: 400 metros
Dimensiones: 172 x 23,4 x 11,5
Tripulación: 160 hombres
Misiles Activos: 20 misiles nucleares balísticos RSM-52 Otan SS-N-20
Misiles de reservas: 22 81R Otan SS-N-15 o Vodopad Otan SS-N-16
Torpedos: 4 tubos de 533 mm con cabeza nuclear y 2 de 650 mm (12 de reserva)



Este coloso de los mares tiene un diseño multicasco, algo realmente único e innovador que después seguirían utilizando los rusos en otros submarinos. El buque tiene dos cascos presurizados de 7,2 m de diámetro, que van de proa a popa. Estos cascos están dispuestos en paralelo uno de otro y simétricos al plano central, semejándose a un catamarán, y se encuentran dentro del casco principal externo.Contienen 5 cascos habitables y 19 compartimentos en su interior. Ambos cascos y todos los compartimentos están conectados entre sí.
Los cascos, el plano central y el compartimento de los torpedos están hechos de titanio y el casco externo de acero no magnético.

Todo el casco externo está recubierto de placas cerámicas Cluster Guard antieco que absorben el sonido. Entre los cascos internos y el externo hay una separación de 12 dm a los lados. Ese diseño multi-casco le permite al Typhoon/Akula navegar a más profundidad y ser más silencioso que su rival estadounidense de la clase OHIO.
Su colosal volumen (casi el doble que el submarino clase OHIO) le proporciona entre un 30% y 45% de reserva de flotabilidad. Este submarino también cuenta con dos módulos de emergencia, conectados a cada uno de los cascos internos, para la evacuación de toda la tripulación en caso de accidente o hundimiento y tener que abandonar la nave.

Toda esta superestructura de acero y titanio de varios centímetros de grosor lo protege al mismo tiempo de ataques enemigos, de modo que el buque está concebido para resistir el impacto de un torpedo armado con explosivo convencional sin hundirse.
El compartimento de los misiles está en la parte superior de la proa entre los cascos y delante de la torre, siendo también un rasgo único y distintivo. La sala principal de control y el compartimento del equipo electrónico, se encuentran en un módulo protegido que está situado detrás de los silos de los misiles, encima de los cascos principales en un plano central y bajo la torre de mando. La altura total del submarino equivale a la de un edificio de 8 plantas, como dato significativo.

Este submarino nuclear de tercera generación tiene mucha más maniobrabilidad, a pesar de su gran tamaño y peso, y es más silencioso que sus predecesores. Para reducir la señal acústica se utiliza un sistema amortiguador neumático de goma que forma parte del casco externo del buque y que lo recubre en su totalidad, así como una distribución de mecanismos y materiales especiales, un nuevo aislamiento de sonido y una capa antihidroacústica.
Debido a la geografía de Rusia y a las durísimas condiciones meteorológicas del Ártico, zona donde los Typhoon/Akula operan, el diseño del submarino está pensado para que pueda navegar bajo el hielo o rompiéndolo. Sus dos hélices están parcialmente protegidas, y la proa y la base de la torre están redondeadas y reforzadas para romper capas de hielo de hasta 3 metros de espesor que cubren la mayoría del océano Ártico y abrirse camino a través del él.
Los submarinos estadounidenses pueden cruzar el Ártico, pero no pueden emerger en caso de emergencia a menos que encuentren raramente una zona de hielo fino o un hueco en la capa. En un intercambio nuclear, los Typhoon/Akula podrían esperar silenciosamente bajo la gruesa capa de hielo, listos para resurgir en el momento adecuado y lanzar un contraataque con sus misiles intercontinentales.
Typhoon en su base de Severodvinsk

Cuenta con hidroplanos retráctiles en la zona de la proa. Estos se repliegan dentro del casco según las condiciones de navegación. La fuente de energía es, obviamente nuclear. De la misma forma que otros submarinos, se utiliza un reactor para generar vapor de agua a presión que mueve una turbina y esta a su vez hace girar la hélice; el agua pesada es reciclada completamente.
El motor del buque consiste en 2 reactores nucleares de agua presurizada OK-650 y dos máquinas ensambladas que constituyen una turbina de vapor. Dentro de cada casco principal hay un reactor y una turbina. Cada reactor produce 190 Megawatios de energía, lo que nos da una idea de la potencia de este coloso. En conjunto cada reactor mueve una turbina de vapor de 50.000 CV de potencia y dos turbogeneradores de 3.200 kW . Dos generadores diésel DG-750 de 800 kW sirven como propulsión de apoyo desarrollando 520 CV.
El submarino está impulsado por dos enormes hélices de 4 m de diámetro y siete palas. Dichas hélices están montadas de forma inversa una de otra, de modo que cada una gira en sentido inverso a la otra, consiguiendo así un flujo mayor y por lo tanto más impulso.



video

Arriba Typhoon de maniobras en superficie lanzando un misil intercontinental desde el mar de Barents al polígono de tiro de Kamchatka en el mar del Japón.

La velocidad máxima varía desde los 15-16 nudos en superficie hasta los 27 nudos en inmersión, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta sus mastodónticas dimensiones. Esta equipados con el sistema hidroacústico “Slope” que consiste en cuatro emisoras hidroacústicas. El sistema “Slope” permite rastrear 10-12 buques simultáneamente. También utiliza dos boyas de antena flotantes para recibir mensajes de radio, datos de designación de objetivos y señales de navegación a gran profundidad o bajo la capa de hielo.
El submarino dispone de 2 periscopios, uno para el comandante y otro para uso general de la tripulación, radio sextante, radar, y antenas para comunicaciones por radio, y sistemas de navegación satelitales. Todos estos dispositivos son retráctiles, y se esconden en la torre de mando.



La clase Akula constó de 6 submarinos, de los cuales 2 están sufriendo modificaciones exhaustivas en los Astilleros de Severodvinsk, sirviendo como sistemas de pruebas de armas. El resto fueron desmantelados o se encuentran en proceso de serlo.


domingo, 8 de noviembre de 2009

Estacion Espacial Skylab

Primera estación espacial orbital americana, realizada y convertida en operativa en el curso de 1973, en la cual se alternaron tres tripulaciones de tres hombres cada una por un periodo variable desde 29 a 84 días. Con el Skylab, los americanos, que a causa del programa lunar Apolo habían descuidado el trabajo y los experimentos en órbita terrestre, realizaron una serie de importantes estudios relativos a la fisiología humana en condiciones de ausencia de gravedad, observaciones geológicas, geofísicas y de recursos terrestres, observaciones astronómicas y experimentos de técnicas industriales para desarrollar en el espacio. 

El Skylab fue sacado de la tercera sección de supermisil Satumo V carente, obviamente, de los motores y de los depósitos de serie. Pesaba 75 toneladas tenía una longitud de 35,6 m (comprendidos los motores) y un volumen de 331 metros cúbicos. La estación espacial estaba compuesta de cuatro partes: el módulo de trabajo, comprendiendo también la sección del habitáculo de los astronautas con dimensiones de 14/7 m longitud y 6,6 de diámetro; una cámara de compensación, dotada de una portezuela para salir al espacio y conteniendo también instrumentos para el control operativo de la estación espacial, con dimensiones 5,4 m de longitud y 1,7-3 m de diámetro; el módulo de amarre, llevando en el extremo un sistema para Docking. 

video

Esta última parte contenía también instrumentos para la observación de la Tierra, un panel mando para pilotar los seis telescopios astronómicos montados en la estación, un horno para la fusión de los materiales y una cámara de alto vacío para experimentar nuevas técnicas de producción industrial. Las informaciones recogidas por el Skylab en el transcurso de las tres misiones son tan abundantes que pueden resumirse en las siguientes cifras records: 230 m cuadrados de fotografías de recursos terrestres, 70 km de datos científicos registrados en cinta, 200.000 imágenes del Sol y miles de temas astronómicos entre los cuales se encuentran las excepcionales tomas del cometa Kohoutek. 

El Skylab fue lanzado, sin hombres a bordo, el 14 de mayo de 1973 y colocado en una órbita casi circular a 435 km de altura. Inmediatamente después de la puesta en órbita se produjo una avería que puso en peligro a toda la estación espacial: el escudo contra los micrometeoritos, que debía cumplir también una función de reflexión de los rayos solares con el fin de evitar un sobrecalentamiento del Skylab, se separó y destruyó un panel de energía solar y dañó seriamente a otro. Diez dias más tarde, el 25 de mayo de 1973, fue puesto en órbita, a bordo de una astronave de tipo Apolo, el primer terceto de astronautas destinado a habitar el Skylab: Charles Conrad, Jose Kerwin y Paul Weltz. Después de un perfecto amarre se introdujeron en el Skylab y los tres hombres lograron, con una hábil actividad extravehicular, extender un parasol para enfriar la estación y reparar las células solares dañadas, llevándola así a plena efectividad.


Su misión duró 28 días y 49 minutos, en el curso de los cuales inauguraron la actividad científica de la estación espacial orbital. Después de menos de un mes del retorno a tierra de la primera tripulación, el 28 de julio de 1973 otros tres astronautas alcanzaron el Skylab: se trataba de Alan Bean, Owen Garriott y Jack Lousma. Ellos instalaron un nuevo y más eficaz panel parasol e iniciaron una provechosa actividad de observación de los recursos terrestres y de las protuberancias solares. Retornaron a tierra el 25 de septiembre, después de 59 días y medio de permanencia en el espacio. La tercera y última misión del Skylab comenzó el 16 de noviembre de 1973, con la llegada a la estación espacial de los astronautas Gerald Carr, Edward Gibson y William Pogue. 


Su trabajo más difícil consistió en una actividad extravehicular de 7 horas que llevaron a cabo el día de Navidad, durante la que cambiaron los films en los instrumentos de observación astronómica y observaron el espléndido cometa Kohoutek. Su misión se prolongó más allá de comienzos de 1974: retornaron felizmente a tierra el 8 de febrero, después de 84 días de permanencia en órbita. 

Después de estas tres misiones, la NASA decidió que el Skylab ya no estaba en condiciones de acoger nuevas tripulaciones: se hacían necesarios sustituciones y aprovisionamientos que una tripulación enviada en la Apolo no hubiera estado en condiciones de realizar, incluso por los límites de transporte de la propia astronave. Algunos propusieron entonces que el laboratorio podía repararse en el curso de los primeros vuelos del Space Shuttle que, en aquellos tiempos, se pensaba debían comenzar hacia finales de los años 70.
Sin embargo, el Skylab no logró vivir tanto como para ser salvado por el shuttle . A causa del máximo de actividad solar y de la expansión de la atmósfera terrestre, la estación espacial americana entró en contacto prematuro con las rarificadas moléculas de aire, detuvo lentamente su velocidad orbital, perdió progresivamente altura y, en el verano de 1979, concluyó su existencia con una espectacular caída sobre la Tierra, no sin haber hecho saltar antes las alarmas en muchos países del mundo. La estructura del Skylab se desintegró en miles de trozos encima del Océano Indico, algunos de los cuales cayeron al suelo y fueron recuperados en territorios desérticos de Australia.

Estacion Espacial Mir

Mir (en ruso: Мир, que significa paz) nombre de una famosa estacion espacial originalmente sovietica que después del desmembramiento de la URSS pasó a ser rusa. Fue la primera estación espacial de investigación habitada de forma permanente de la historia, y la culminación del programa espacial ruso. Estaba prevista para que estuviera funcionando durante tan sólo 5 años; lo hizo durante 13 años. A través de numerosas colaboraciones internacionales, fue accesible a comonautas y astronautas de otros paises.
mir
La Mir fue ensamblada en órbita al conectar de forma sucesiva distintos módulos, cada uno lanzado de forma separada desde el 19 de febreo de 1986 hasta el año 1996. Estaba situada en una órbita entre los 300 y 400 kilómetros de la superficie terrestre, orbitando completamente la Tierra en una hora y media aproximadamente. Sirvió como laboratorio de pruebas para numerosos experimentos científicos y observaciones astronómicas, estableciendo récords de permanencia de seres humanos en el espacio. 

Tras un incendio en febrero de 1997, la estación empezó a quedarse vieja y obsoleta, con la consecuente cadena de fallos que prosiguió hasta su desorbitación y desintegración en la atmósfera. Fue destruida de forma controlada el 23 de marzo de 2001, precipitándose sobre el Oceano pacifico.
Finaliza con éxito la misión de la Estacion Espacial Rusa Mir
La estación espacial rusa Mir cayó el viernes en el Océano Pacífico, dejando un espectacular rastro de fuego y humo sobre el cielo de las islas Fiyi, en lo que fue su despedida tras 15 años de exitosa misión. El centro de control de la misión en Moscú dijo que la señal final disparada a las 0507 GMT encendió los motores para el estallido final de 20 minutos que irrevocablemente alteró la trayectoria de la nave espacial, lanzándola hacia un área determinada en una remota zona del Océano Pacífico.

Viernes, 23 marzo 2001 Vimos cinco o seis fragmentos con un rastro enorme de humo que duró entre 10 a 15 segundos. (Fue) seguido poco tiempo después por un par de estruendos”, dijo el fotógrafo de Reuters, Mark Baker, en Nadi, Fiyi. “Estuvo sobre nuestras cabezas, debajo de las nubes. Fue una experiencia única en la vida”, agregó.

En Camberra, Australia, funcionarios dijeron que creían que la Mir cayó en una zona no muy poblada del Pacífico conocida como “el cementerio”, a unos 3.000 kilómetros al sudoeste de las islas británicas Pitcairn. “Ocurrió en el área exacta que la agencia espacial rusa había predicho, entre Australia y Chile”, dijo el director de la Gerencia de Emergencias de Australia, David Templeman. “Hasta donde sabemos, todos los fragmentos terminaron en el área del cementerio”, agregó. Todos los países del Pacífico Sur habían permanecido alerta en el caso de que restos de la estación cayeran en tierra firme.

En la sede de control de la misión hubo caras largas mientras caía la estación espacial, pero también reflejaban el orgullo del éxito ruso de mantener a la Mir en órbita tres veces más tiempo de lo planeado. “La Mir ha completado su misión con éxito”, dijo uno de los miembros del centro de control, ubicado a las afueras de Moscú. “Ha sido algo sin precedentes en la historia de la investigación espacial”, agregó.
La gigantesca estructura de casi 200 toneladas, una colección de módulos cilíndricos, antenas y paneles solares, había estado en órbita desde 1986. “La Mir demostró que Rusia no sólo puede construir cosas sino que también las puede operar”, dijo el jefe de la Agencia Espacial Rusa, Yuri Koptev, a los periodistas. “Esto demuestra una vez más que Rusia es y seguirá siendo una potencia espacial”, añadió.La estación Mir perdió contacto final con el control de la misión a las 0530 GMT, cuando se cerró la última ventana de comunicación y las pantallas mostraron estática. Trozos de la nave se desintegrarían cuando entraran a la atmósfera, pero entre 20 y 40 toneladas de metal iban a caer en el mar alrededor de las 0600 GMT.

Funcionarios habían dicho que la Mir, de lejos el orgullo de los programas espaciales soviéticos y rusos, iba a desaparecer de las pantallas durante los últimos 40 minutos. Pero posteriormente utilizaron información de monitores estadounidenses. Rusia está concentrando ahora sus esfuerzos, y limitados fondos, en la Estación Internacional Espacia

sergeiSergei Konstantinovich Krikalyov (en ruso: Сергей Константинович Крикалёв, nacido el 27 de agosto de 1958) cosmonauta Ruso-Sovietico y veterano de seis vuelos espaciales. Ha pasado más tiempo en el espacio que cualquier otro ser humano. El 16 de agosto de 2005 a las 1:44 am EDT aprobó el registro de 748 días en poder de Sergei Avdeyev, Ahora ha pasado un total de 803 días y 9 horas y 39 minutos en el espacio.

Le gusta la natación, el esquí, el ciclismo, la acrobacia de vuelo, y es radioaficionado sobre todo desde el espacio donde uso los indicativos de llamada (callsigns U5MIR y X75M1K).El 15 de febrero de 2007, Krikalyov fue nombrado Vice President de la SP Korolev Rocket y la Corporación Espacial Energía (en ruso: Ракетно-космическая корпорация "Энергия" им. С. П. Королева) a cargo de los vuelos espaciales tripulados.

Fue copiado por muchos radioaficionados de todo el mundo "el último ciudadano de la Unión Soviética", en 1991-1992 paso 311 días, 20 horas y 1 minutos a bordo de la estacion espacial Mir sobre la Tierra.


Mientras Sergei permanecio en orbita terrestre, la union sovietica se desmoronaba, este cosmonauta Ruso-Sovietico batia el record de permanencia en el espacio.

Su unica compañia era el control de vuelo y numerosos radioaficionados de todo el mundo, que contactaban y hablaban con el, entre los que yo me incluyo.

Sergei Krikalyov despego de la Union de Republicas Socialista Sovietica para aterrizar en un nuevo pais. El tiempo que permanecio en orbita terrestre todos los que contactamos via paquetes de radio (Radio packet) o por fonia, lo hicimos como si de un hermano se tratara y el siempre contesto de igual modo y con una exquisita cortesia. Desde estas letras quiero expresar mi gran admiracion hacia el.



Usando el Buzon de correo de la Estacion Espacial Mir
Mi distintivo (E-mail de hoy) EB7FCX
[KPC9612P-8.1-HM$]
22506 BYTES AVAILABLE
THERE ARE 27 MESSAGES NUMBERED 4773-4810
Welcome to R0MIR-1 MIR Space Station. Please KILL your read messages!
ENTER COMMAND: B,J,K,L,R,S, or Help > s r0mir
22481 BYTES AVAILABLE
SUBJECT: THANKS
ENTER MESSAGE 4811--END WITH CTRL-Z OR /EX ON A SINGLE LINE
Brazil Penta on France-98, from PY4FDR.
/ex


MESSAGE SAVED
ENTER COMMAND: B,J,K,L,R,S, or Help >
MSG# ST SIZE TO FROM DATE SUBJECT
4811 PH 46 R0MIR PY4FDR 06/28/98 23:44:27 THANKS
4807 BF 92 ALL VE2DDK 06/28/98 21:56:00 HELLO ALL
4806 BF 16 ALL VE2DDK 06/28/98 21:54:56 HELLO ALL
4803 BF 88 ALL VE2DDK 06/28/98 20:23:27 hello
4801 BF 570 ALL EB7FCX 06/28/98 18:56:47 QSL
4800 BF 553 F5KAM EB7FCX 06/28/98 18:56:35 MIR

4791 B 82 R0MIR VE2DDK 06/28/98 15:30:31 hello
4776 B 165 ALL N6CO 06/28/98 02:00:01 2 Line MIR Keps 6-27
4775 B 488 ALL CO8TW 06/28/98 00:38:29 HELLO....
ENTER COMMAND: B,J,K,L,R,S, or Help > :D
Azul = Digitado por PY4FDR
Preto = Dados enviados pela Estação Espacial MIR.
Conexão em 28/06/98 UTC=20:43, Local 17:43, Moscol 23:43.
Desconexão em 28/06/98 UTC=20:50, Local 17:50, Moscol 23:50.

Estacion Espacial Salyut

i000479
Nombre de una serie de estaciones espaciales orbitales soviéticas que entraron en fase operativa en 1971; han sido utilizadas tanto para experimentos científicos como para vigilancia militar Constituidas por tres sectores cilíndricos conectados entre sí, con una longitud total de 12 m. y un diámetro de 2 a 4 m., las Salyut pesan en promedio 20 toneladas y disponen de un volumen de carga de aproximadamente 100 m3 (del orden de 1/4 con respecto a la estación orbital americana Skylab). Están alimentadas por un sistema de paneles solares que se desplegan en órbita y fueron puestas en órbita por el misil Proton.

i000482i000483
Habitualmente cada estación es empleada varias veces, hasta que la instrumentación de a bordo se deteriora o la base se desintegra en la atmósfera. Las tripulaciones soviéticas son enviadas a la Salyut, por medio de astronaves Soyuz, que se unen físicamente con la base espacial para luego separarse y llevar a los hombres a tierra.

Algunas bases orbitales Salyut han sido aprovisionadas por astronaves pilotadas automáticamente pertenecientes a la serie Progress (se trata en realidad de Soyuz modificadas). Con estos sistemas, los soviéticos han podido tener tripulaciones en órbita durante más de seis meses, ganando el récord de permanencia en el espacio. Durante todo este tiempo, los hombres efectúan observaciones astronómicas, experimentos biológicos y otras observaciones.

salyut
El 19 de abril de 1982 fue colocada en órbita la estación espacial "Salyut 7", la última de la serie "Salyut".

Las dramáticas circunstancias de su explotación permitieron evaluar los riesgos relacionados con el funcionamiento de las posteriores estaciones, la "Mir" y la Estación Espacial Internacional (ISS).

Exteriormente "Salyut 7" casi no se diferenciaba de su predecesora, pero los sistemas de servicio fueron modernizados considerablemente: incrementó la potencia del sistema de suministro energético, se hizo más sólido el dispositivo de acoplamiento, mejoró la protección de las ventanillas contra los impactos de micrometeoritos, se perfeccionó el sistema de soporte de vida y mejoraron las condiciones de vida en el interior de la nave, que resultó mucho más confortable y segura, este último aspecto muy importante.

Las principales diferencias entre "Salyut 6" y "Salyut 7" consistían en las nuevas posibilidades para realizar investigaciones científicas y reparar los equipos de a bordo durante el vuelo. Durante más de 800 días, la estación había sido explotada en régimen tripulado. A su bordo trabajaron nueve tripulaciones (21 cosmonautas), dos de ellas internacionales integradas por ciudadanos de Francia y de la India. Los suministros eran facilitados por 15 naves de carga "Progress".

mirasnav
En la estación "Salyut 7" tuvo lugar la expedición más larga de aquellos tiempos, que duró 237 días. En dos ocasiones había volado Svetlana Savitskaia, la primera mujer que protagonizó una caminata espacial. En total, los cosmonautas habían trabajado 13 veces en la superficie de la estación. Por primera vez en la cosmonáutica mundial, los rusos Leonid Kizim y Vladímir Soloviov realizaron vuelos interorbitales de una estación espacial a otra. Primero habían volado en la "Mir", después se trasladaron a la "Salyut" donde trabajaron 50 días, y luego volvieron a la "Mir".

A bordo de la "Salyut 7" fueron llevados a cabo más de 2.500 experimentos geofísicos, técnicos, astrofísicos, médico-biológicos y tecnológicos. Se utilizaron para ello 175 denominaciones de equipos y aparatos científicos. El peso de los materiales con los resultados de los experimentos traídos a la Tierra superó 500 kilogramos.

También hubo dificultades. Terminada la tercera expedición fija, la estación fue conservada y durante cinco meses estuvo funcionando en régimen automático. Un día se supo que había un desperfecto en el sistema de radiocomunicación mediante el cual se recibía información sobre el estado de los sistemas de a bordo y se enviaba órdenes desde la Tierra. La estación podría quedar perdida para siempre. Se decidió "salvarla" y los únicos que podrían hacerlo eran los cosmonautas. Evidentemente, tendrían que trabajar en condiciones extremas y hubo quienes dudaron del éxito.

Cuando Vladímir Dzhanibékov y Víctor Savinij atracaron y entraron en la estación, se confirmaron los peores temores. El sistema de suministro energético no funcionaba, la temperatura dentro de la nave había descendido bajo cero y la escarcha cubría las ventanillas. Prácticamente la estación estaba muerta. Sin embargo, los cosmonautas supieron no sólo reavivarla, sino también realizar numerosos experimentos científicos continuados posteriormente por otras tripulaciones. Pero el mayor problema estaba por delante.

En junio de 1986, después que regresaran a la Tierra los cosmonautas Leonid Kizim y Vladímir Soloviov, concluyó el programa de vuelos tripulados de las estaciones de la serie "Salyut". Habían estado trabajando en la órbita durante 15 años consecutivos. Se decidió colocar la "Salyut 7" -junto con la "Cosmos 1686" acoplada- en una órbita más alta para que pudiera volar unos años más. Ello permitiría obtener una valiosa información sobre el funcionamiento de los sistemas de a bordo cuya vida útil ya estaba agotada, y también conocer la influencia de los factores del espacio cósmico en las instalaciones del complejo orbital.

Se pensaba que una expedición especial visitaría la "Salyut 7" dentro de 7 u 8 años para comprobar su estado y traer a la Tierra partes de algunos equipos e instalaciones para estudiarlos en laboratorio. Finalizado ese programa, la estación debería ser hundida en el océano.

Pero de repente había aumentado la actividad solar. La atmósfera superior de la Tierra empezó a calentarse e "hinchar". Ello provocó un brusco frenado de la estación y su descenso incontrolado de la órbita. El ingenio espacial de 70 toneladas cayó, afortunadamente, en una zona montañosa deshabitada de América del Sur. No hubo pérdidas humanas ni daños materiales. Cuando se procedió a decidir el destino de la estación "Mir" -si continuar explotarla pese a su vida útil ya agotada o hundirla mientras que era controlable- el recuerdo de la experiencia de la estación "Salyut 7" resultó ser decisivo.

sábado, 7 de noviembre de 2009

Cuando el Ejercito Sovietico Estuvo en Orbita

La utilizacion del espacio con fines militares es desgraciadamente un hecho. No solamente vienen lanzándose desde hace años satélites espias para vigilar a las fuerzas estrategicas adversarias y los satélites de comunicaciones y navegación con fines militares, sino que tambien se especula con la utilización de bombas orbitales contra las que los sistemas de defensa quedarían sumamente afectados.
Pese a la prohibición por tratados de este tipo de armas, no hay duda de que se ha avanzado mucho en su investigacion.
La Union Sovietica, con su sistema antisatelite ASAT fue la pionera en la guerra Espacial.
Unidad de correcion de direccion del satelite Molniya-1

El ejercito Sovietico utilizaba una serie de satélites para almacenamiento de datos. Situados en órbita en grupos de ocho, se pasaban información cuando la transmisión en tiempo real resulta imposible. Se lanzaban dos o tres veces al año y operan simultáneamente unos treinta.
Los satelites Sovieticos de alerta rápida estaban situados en una orbita eleptica de doce horas. Se cree que el primero fue el cosmos 159, lanzado en 1967. Desde entonces se lanzó uno al año hasta 1977, en que se lanzaron tres simultaneamente, lo que indicaba un cambio de tipo operacional. El cosmos 775, lanzado en octubre de 1975, estaba en una orbita geosincrónica y ello podia indicar que la Union Sovietica habia desarrollado una nueva generacion de alerta rapida.


Buque Sovietico de seguimiento Espacial Kosmonaut Yuri Gagarin

La URSS lanzaba aproximadamente cuatro veces cada año satélites espias. Al igual que en el caso de los Estados Unidos, los satelites espias más grandes se utilizaban para el examen detallado del terreno y cada año se solia poner uno en orbita.
La vigilancia oceánica de la Union Sovietica parecia tener a primera vista un claro predominio. El hecho es, sin embargo, que los soviéticos carecian de bases fuera de su territorio a lo largo del planeta desde donde poder realizar vuelos de patrulla de largo alcance y aquéllas de la que disponia, como en el caso de Cuba, le ofrecian un soporte logistico limitado. por ello los satélites constituian una soluccion ideal para la vigilancia de los océanos.
El Cosmos 198 lanzado en diciembre de 1967 fue la primera prueba de un sistema que alcanzó la plena operatividad en 1974. Estos satélites, lanzados en grupos de dos con una diferencia de pocos dias entre el primero y el segundo, disponian de un poderoso radar para localización de barcos en toda situacion meteorológica y obtenian su energia de un generador térmico de radioisótopos. La Union Sovietica utilizaba también un tipo de satélite espia más pequeño y no nuclear para la vigilancia oceánica. El primero de esta clase fue lanzado en diciembre de 1974 y desde entonces se lanzaba uno cada año intercalado con los satelites alimentados por energia nuclear.

Satelite de reconocimiento de la Fuerza Aerea Norteamerica Big Bird

Objetivo la Armada Norteamericana
A raiz del desastre del cosmos 954, que se estrello en territorio canadiense en 1978, el programa de vigilancia oceánica sufrió una reorientación. No se lanzo ningun satelite a lo largo de aquel año. pero en abril de 1979 la Union Sovietica puso en orbita dos no nucleares que segun el entonces secretario de Defensa Norteamericano Harold Brown, eran plenamente capaces de tener como objetivo la fuerza naval Norteamericana en el océano.

Buque Sovietico de seguimiento espacial Kosmonaut Komarov

El programa de reconocimiento fotograficó Soviético comenzo en 1962 con el cosmos 4 y el número de lanzamientos se incremento a lo largo de los años sesenta, hasta estabilizarse en una cifra de treinta unidades anuales. Los satélites de alta resolucion y de busqueda y localización lanzaban cápsulas para su recogida y en el caso de fallo de los retrocohetes podian ser destruidos a fin de evitar que caieran en manos no amiga. en 1968 una version mejorada con una vida util de doce dias.
Desde 1976 la Union Sovietica elaboro un Satélite de reconocimiento avanzado que se cree se trataba de una nave espacial Soyuz modificada.
Lo que otorgo a la Union Sovietica una capacidad análoga a la del Big Bird o el KH-11 Norteamericano.

En la Unión Soviética, Nikita Jrushchov (Никита Хрущёв) recibiría todo tipo de proyectos por parte de los principales constructores: bombarderos de largo alcance, submarinos, misiles… Entre todas las propuestas destacaría la formulada por Vladímir Cheloméi (Владимир Челомей), pionero en la construcción de misiles e ingeniero más joven en ser nombrado constructor, quien, en lugar de proponer el desarrollo de formas de armamento ya conocidas, ofreció algo digno de ciencia ficción: combatir el enemigo desde el espacio, mediante el uso de estaciones orbitales capaces de controlar permanentemente cualquier objetivo estratégico.



Antes que la Estación Espacial Internacional y la Mir orbitaran alrededor de la Tierra, la URSS lanzó nueve estaciones espaciales. Aunque sus objetivos eran oficialmente científicos, tanto sus orígenes como tres de estas naves fueron de carácter militar. A bordo de ellas, oficiales del ejército soviético realizarían prolongadas misiones de espionaje mediante sofisticados equipos de observación. Además de cámaras y radares, estas naves contaban con un dispositivo que permitía enviar el material recopilado a la Tierra y armamento que llegó a ser disparado.
Bajo el nombre en clave Almaz (Алмаз, Diamante), este programa espacial militar sería llevado a cabo en el más estricto secreto. El hermetismo fue tal que la naturaleza del proyecto no sería desvelada hasta los años 90, después de la disolución de la Unión Soviética.
 Visión artística de la estación Espacial Almaz
Cómo empezó todo
A mediados de los años 60, cuando la Guerra Fría se encontraba en uno de sus momentos más álgidos tras superarse la crisis de los misiles de Cuba, ambas superpotencias aceleraron, aún más si cabe, la carrera armamentística para lograr una posición dominante sobre el adversario.

En una época en que los satélites artificiales eran aún muy rudimentarios, la combinación de potentes equipos de observación con los conocimientos de experimentados oficiales parecía la solución ideal para realizar un seguimiento constante del enemigo y obtener así una rápida y precisa capacidad de respuesta.

El Proyecto Almaz
El fantástico proyecto presentado por Cheloméi en 1964 sigue impresionando hoy en día por su grandiosidad: estaciones espaciales tripuladas de veinte toneladas orbitarían durante un período de hasta tres años alrededor de la Tierra, proporcionando información detallada de los efectivos enemigos en tierra, mar y aire; desde bases de misiles a aviones, pasando por submarinos o cualquier otro tipo de unidad. En la siguiente imagen podemos ver una de las estaciones Almaz que se conservan (las sillas que aparecen debajo ayudan a hacerse una idea de sus dimensiones):


Una vez obtenidas las imágenes deseadas, estas eran enviadas a la Tierra en el que podría ser considerado el primer paquete postal espacial. El material era depositado en una cápsula de 360 kg. de peso y 85 cm. de diámetro que posteriormente era eyectada de la estación para que descendiera a la Tierra tras reentrar en la atmósfera:


Para lograr que las estaciones Almaz funcionaran de forma ininterrumpida, naves de transporte se encargarían de llevar suministros y cosmonautas de reemplazo periódicamente (cada 90 días). Estas naves de transporte incluirían una cápsula de retorno para que las tripulaciones relevadas pudiesen regresar a la Tierra. Algo especialmente innovador era que las cápsulas de retorno serían reutilizables hasta diez veces (una de ellas viajó al espacio y regresó con éxito en tres ocasiones).
A continuación se muestra un esquema del sistema Almaz al completo, tal como fue concebido inicialmente. De izquierda a derecha se puede observar la nave de transporte -compuesta por la cápsula de retorno y un módulo de carga- y la estación orbital. Ampliando la imagen se pueden apreciar algunos detalles como la disposición del equipamiento o las figuras de tres cosmonautas:

Proyecto inicial del complejo militar soviético Almaz

Prueba de acoplamiento entre nave de transporte y estación orbital

Cápsula de retorno Almaz

Siguiendo la misma disposición del esquema anterior, en la siguiente fotografía podemos ver el complejo Almaz al completo:
En la siguiente fotografía se muestra una de las cápsulas de retorno conservadas. Entre otros detalles, se pueden apreciar los retro-propulsores situados debajo de la cubierta blanca del extremo superior, utilizados para desacelerar la cápsula en la reentrada, y, a través de la escotilla, los respaldos de dos de los asientos que ocuparían los cosmonautas:
A pesar de las limitaciones a las que se enfrentaban los ingenieros soviéticos (20 toneladas era la carga máxima que se podía poner en órbita y 4,1 metros era el diámetro máximo que se podía transportar en tren hasta Baikonur), conseguirían equipar la estación con todo lo imaginable. Entre los instrumentos de observación caben destacar catorce cámaras fabricadas especialmente para las estaciones Almaz (una de ellas gigante, con un objetivo de casi 2 metros). Algunas de estas cámaras serían dotadas con un ingenioso sistema de espejos que permitía tomar fotografías nítidas a pesar de una velocidad orbital de casi 8 km/s.

A continuación podemos ver dos imágenes de los paneles de mandos de la estación Almaz. Mientras que en la primera destacan dos visores y una pantalla circular, en la segunda se aprecia el curioso sistema de navegación utilizado entonces, basado en un pequeño globo terráqueo:


Proceso de descenso de la cápsula

Primer plano del cañón Nudelmann



Visión artística del Manned Orbital LaboratoryAlmaz-T, versión automatizada desarrollada en los años 80Foto Satelite Cosmos tomada con camara Canon y abertura de unos dos minutos

Soviet Russia
Para que las estaciones orbitales Almaz fueran auténticas fortalezas inexpugnables, serían equipadas con armamento que podría ser utilizados tanto defensiva como ofensivamente para derribar satélites u otras naves espaciales. Concretamente, contarían con un cañón ametrallador Nudelmann, similar a los utilizados en aviación, y pequeños misiles espacio-espacio. Como si de un caza se tratara, para poder disparar su cañón las estaciones Almaz debían encararse hacia el objetivo y, para evitar ver alterada su órbita, encender propulsores que compensaran el retroceso provocado por los disparos.
Después de ver las principales características del complejo militar Almaz, os invito a mirar el siguiente vídeo que, en un minuto y medio, ofrece una visión general de todo el equipamiento. Una curiosidad a destacar es el periscopio situado en la parte superior de la estación, que permitía observar qué ocurría 360º alrededor de la nave y habría sido clave en caso de tener que entrar en combate (aparece en 00:17 aprox.). En contra de lo que afirman en este vídeo, este canal televisivo no ha tenido acceso en exclusiva a las instalaciones, ya que es posible visitarlas. Si alguien está interesado, puedo indicarle un par de documentales rusos muy completos.

Evolución del Proyecto Almaz
Krushchov quedó inmediatamente maravillado por el proyecto de Cheloméi, quien el propio Stalin ya había calificado de visionario en sus inicios como constructor de motores a reacción y cohetes. La muestra más clara de la fascinación que despertaba Cheloméi en Krushchov la encontramos en el hecho que su propio hijo entró a trabajar en el equipo de ingenieros del constructor.
El Proyecto Almaz recibiría luz verde pocas semanas antes de que Krushchov fuera apartado del cargo; no sólo gracias al apoyo del aún Secretario General del PCUS, sino también por el reto que meses antes había lanzado el presidente americano Lyndon Johnson, al anunciar que los Estados Unidos trabajaban en un Laboratorio Orbital Tripulado (Manned Orbital Laboratory, MOL) para que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos explorara posibilidades militares en el espacio.

Pero no todo serían facilidades para Cheloméi. Después que Krushchov abandonara el poder, Brézhnev (Брежнев) nombró como secretario del Comité Central del PCUS encargado de asuntos militares el que sería la cruz personal de Cheloméi: Dmitri Ustinov (Дмитрий Устинов), responsable a partir de entonces de supervisar el desarrollo del Proyecto Almaz.

La primera gran tensión entre ambos llegaría cuando Ustinov ordenó que la primera estación Almaz debía ser lanzada en Abril de 1970, para conmemorar el centenario del nacimiento de Lenin. Consciente de que semejante plazo no era factible, Cheloméi pidió reiteradamente que esa fecha fuera aplazada; especialmente tras el accidente que justo tres años antes costaría la vida a Vladímir Komarov (Владимир Комаров), quien falleció a bordo de la Soyuz 1 por problemas técnicos, presuntamente provocados por el apresurado lanzamiento con motivo de otra fecha señalada: el 1 de Mayo.

En Diciembre de 1969, cuando la URSS se sentía derrotada por la llegada a la Luna de los Estados Unidos y se veía claro que Cheloméi no cumpliría el plazo fijado para lanzar la primera estación orbital, Ustinov dio la estocada más grave que recibiría el Proyecto Almaz: decretó que el equipo de Cheloméi debía ceder su proyecto al equipo del ya fallecido Sergéi Koroliov (Сергей Королёв), liderado entonces por Vasily Mishin (Василий Мишин), para que fuera éste el encargado de lanzar la primera estación espacial tripulada, nuevo reto en la carrera espacial entre ambas superpotencias. Así nació el que sería conocido como Programa Salyut (Салют, Salva), que tenía como misión llevar a cabo investigaciones científicas relacionadas con la vida en el espacio.

En Abril de 1971, un año más tarde de la fecha exigida por Ustinov, llegó el tan ansiado momento: la primera estación espacial tripulada orbitó alrededor de la Tierra, después que la nave Soyuz 11 se acoplara con la estación Salyut 1 y su tripulación habitara en ella durante 23 días. Con esta hazaña la URSS lograba una nueva victoria sobre el programa espacial estadounidense, que no pondría en órbita su primera y única estación espacial (Skylab) hasta 1973. Desgraciadamente, los cosmonautas de la Soyuz 11 murieron en la reentrada, cuando su cápsula se despresurizó.

Tripulación de la nave Soyuz 11: Dobrovolsky, Patsayev y Volkov

Oficiales seleccionados para el Proyecto Almaz

Estación espacial Salyut 3, segunda estación militar Almaz

En contra de lo que cabría pensar, el Programa Salyut no supuso el final del Proyecto Almaz. El Comité Central del PCUS veía en las estaciones militares propuestas por Cheloméi un gran paso en la carrera de armamentos, al permitirle una excelente forma de controlar el enemigo, guiar los misiles intercontinentales con precisión y hacerse con el control militar del espacio. En consecuencia, la planta de Chiloméi recibió plena financiación para que, utilizando el Programa Salyut como tapadera, lanzara varias estaciones Almaz con fines exclusivamente militares.
Mientras los ingenieros trabajaban en el desarrollo de las estaciones, Chiiloméi lideró personalmente el proceso de selección y entrenamiento de los cosmonautas que las tripularían. Destacados oficiales de todas los ejércitos y especialidades serían reclutados. Con ello se buscaba disponer de cosmonautas especializados en los distintos tipos de objetivos sobre los cuales se podían llevar a cabo misiones de espionaje.
Entre las nueve estaciones espaciales lanzadas bajo el paraguas del Programa Salyut, tres serían estaciones militares Almaz: Salyut 2, Salyut 3 y Salyut 5. La primera de ellas, lanzada en Abril de1973, acabó en fracaso, después que no lograra alcanzar la órbita prevista y los cosmonautas que tenían previsto ocuparla tuvieran que quedarse en Tierra, viendo finalmente como la estación era destruida al reentrar en la atmósfera terrestre.
El 25 de Junio de 1974, la segunda estación espacial Almaz fue lanzada con éxito bajo el nombre de Salyut 3. A bordo se encontraban las cámaras de gran precisión mencionadas anteriormente. Gracias a la cámara gigante Agat, los cosmonautas podían llegar a distinguir qué aviones se encontraban en la cubierta de un portaaviones. Durante el tiempo que estuvo en órbita no sólo se probaron las cámaras, sino todo tipo de dispositivos de reconocimiento. Las imágenes obtenidas fueron enviadas con éxito dentro de la ‘cápsula de correo’. Esta estación también fue equipada con el armamento mencionado anteriormente y, antes de ser desorbitada en Enero de 1975, el cañón ametrallador fue disparado con éxito (estando la estación en modo automático) contra un satélite señuelo puesto en órbita especialmente para la ocasión. Aunque dos operaciones de acoplamiento fracasaron, el resultado final fue considerado un gran éxito. En la siguiente fotografía podemos ver cómo esta segunda estación Almaz fue inspeccionada antes de su lanzamiento. Evidentemente nada daba a entender que se trataba de una estación militar Almaz, puesto que en el exterior se rotuló la palabra Salyut como en las demás naves.
En Junio de 1976 fue lanzada la que sería la última estación Almaz tripulada, la Salyut 5. Aunque esta misión también fue un éxito, las mejoras tecnológicas que se habían ido desarrollando en materia de observación hicieron que ya no valiera la pena seguir enviando cosmonautas, ya que las mismas funciones podían ser desarrollados por satélites automáticos. Desde entonces, las únicas estaciones orbitales tripuladas serían destinadas a fines científicos.
Fuente:

Ovni

ovni2
El ver tantas paginas en la Red referentes al tema Ovni me llevo a escribir estas letras.
Aun me acuerdo en mi niñez cuando sentado en el cine de verano veía a los famosos Echo mi pensamiento volaba, ¿que sera?
Me preguntaba no es un Avión no es una estrella ¿que es, que sera?
En esos tiempo la carrera Espacial estaba en pleno apogeo y sabia que era un artilugio ¿pero era Humano?

Su luz era fija y no emitía destello alguno recorría el firmamento a una velocidad constante ¿que sera?
Con el tiempo pude descubrirlo y saber que efectivamente eran los satélites Norteamericanos

Echo
Nombre dado a dos famosos satélites americanos, consistentes en una enorme envoltura de plástico inflada como un globo en órbita terrestre.
Lanzados a comienzos de los años 1960, fueron empleados para el estudio de la resistencia producida por las partículas ramificadas de la alta atmósfera sobre el movimiento de los cuerpos artificiales; para el estudio de la presión ejercida por la radiación solar sobre grandes superficies; y también como repetidores pasivos de señales de radio.
"Echo 1" fue lanzado el 12 de agosto de 1960 a una órbita circular, a unos 1.500 km. de altura. Estaba hecho de fibra de poliéster con un grosor de apenas 1/10 de mm. y estaba recubierto exteriormente por una superficie reflectora de aluminio. Inflado en órbita gracias a la liberación de pequeñas cantidades de gas, que en el vacío del espacio se expandían con mucha eficacia, adquirió la forma de una esfera de 30 m. de diámetro. Durante casi 8 años, hasta mayo de 1968, permaneció en órbita, proporcionando informaciones muy útiles.

echo
"Echo II", lanzado el 25 de enero de 1964, estaba hecho con una película plástica aún más delgada, 1/20 de mm. Más grande que el anterior, 41 m., fue el primer satélite que se empleó, en colaboración con la Unión Soviética, para experimentos de reflexión de las ondas de radio. Permaneció en órbita hasta junio de 1969.

Los dos "Echo" se hicieron famosos no sólo por sus investigaciones científicas, sino porque fueron los primeros satélites perfectamente visibles a simple vista incluso para los profanos. Tenían la apariencia de una estrella de primera magnitud que se desplazaba velozmente entre las constelaciones. A veces era posible observarlos en dos pasos consecutivos desde el mismo lugar. Uno de los fenómenos más singulares que ofrecían era, en algunas circunstancias, la desaparición repentina en el centro de la bóveda celeste por efecto de su ingreso en el cono de sombra de la Tierra.

Mas adelante me compre un telescopio de 1000x80 me tiraba noches enteras observando el firmamento las estrellas planetas la luna el sol y sus manchas, os puedo garantizar que jamas vi un platillo volante, no por eso dejo de creer en ello que nos visiten y que exista vida extraterrestre la cual estoy convencido de que existe, lo mas que vi fue alguna que otra noche varios meteoritos y un bólido al entrar en la atmosfera y perderse sobre el mediterraneo.

rastreador
Dias atras vi un video en Youtube sobre un Ovni en Brasil os puedo garantizar que para la persona que filmo dicho Ovni casi con toda seguridad lo era, pero para mi os puede garantizar que es la Estacion Espacial Internacional por sus siglas ISS, os adjunto una foto del rastreador que uso.
Aqui abajo os adjunto unas fotos de un platillo volante o Ovni muy poco conocida, la verdad es que no las pude ver en la red, lo cual no quiere decir que no esten, si os puedo decir que las conservo desde hace 35 años.


ovni1


Documental Ovni en la Union Sovietica

Ultimamente circulan por la red imagenes videos etc. sobre avistamientos Ovni sobre todo en Inglaterra noruega suecia y toda la Zona del noroeste de Europa en el video este que acabo de subir a Youtube y que os inserto aqui mas abajo podrás ver las Tropas Espaciales Rusas y verás algunas tomas de video como algunas que circulan por la red como avistamientos Ovni.


Aqui os dejo este pequeño video documental de Torontocosme


Video de Las Tropas Espaciales Rusas

Cuando tenga un cielo apropiado sin nubes y una buena pasada de la Estacion Espacial Internacional ISS os prometo que grabare en video su pasada y la colgare en Youtube y en esta pagina.
Continuara

El Pueblo Nenet

El éxodo de los hombres de hielo

De los aproximadamente 35.000 nenets que existen en la actualidad, tan sólo 10.000 continúan trashumando con sus rebaños de renos. Aun así mueven la mayor manada de renos domésticos del mundo.

Caminan 1.000 kilómetros al año en busca de las tundras donde comen sus renos. Ahora, su austera vida está en riesgo. Bajo sus pies: la mayor reserva de gas del mundo, de la que procede el 92 por ciento de lo que Rusia extrae. La industria ha colonizado la región, y a los renos ya les cuesta alimentarse. A los nenets, también.

Al salir de la tienda notó que el viento era más cálido y hacía subir la temperatura hasta unos agradables 25 grados bajo cero. Andréi Okateto, jefe de su grupo nómada, sonrió: la primavera asomaba. Era hora de retomar el viaje permanente de su pueblo, una ruta de 1.000 kilómetros anuales, andando en pos del alimento de sus renos. La idea no lo inquietó: eran nenets, y en su sangre corría una necesidad ancestral de vagar por los más fríos territorios del Ártico.
trineo
Los nenets –en su propia lengua, `los hombres´– pueblan las heladas tundras del nordeste europeo y noroeste de Siberia, desde la península de Kanin hasta el delta del Yenisey. Siempre fueron un pueblo ligado a la vida de otra especie capaz, como ellos, de vencer los rigores de una región con temperaturas de hasta 50 grados bajo cero: los renos. En sus orígenes, los nenets eran cazadores y, como los lobos del Ártico, seguían a los renos para cazarlos. Pero hace unos dos milenios comenzaron a capturarlos sin matarlos y aprendieron a criarlos en un proceso que culminó hace 400 años con un pastoreo masivo. Desde entonces se han convertido en los mayores criadores de renos del mundo y su vida nómada gira en torno a las necesidades de éstos: durante la estación fría se refugian en las taigas del sur y, al mejorar el tiempo, suben hacia el norte y traspasan el Círculo Polar Ártico en busca de los líquenes de la tundra, el alimento preferido de los renos.

tienda

Los rigores de su mundo han aislado a los nenets permitiendo a su vez que su cultura ancestral perdurase. Pero no les ha resultado fácil. En tiempos de la Unión Soviética se emprendieron distintas campañas para aculturarlos. En 1929 empezaron a crearse granjas colectivas y, desde 1957, los nenets niños eran custodiados por el Estado, lejos de sus familias, hasta que completaban su educación en un intento de erradicar la impronta cultural de los nómadas. Todo fue inútil. Aunque se los llegó a cazar desde avionetas como a alimañas, aunque los separaron de sus hijos y se cercaron sus rebaños, este pueblo permaneció fiel a su cultura.

Una nueva amenaza hace que las vicisitudes de ayer parezcan hoy contratiempos. El territorio nenet flota sobre la mayor reserva de gas del mundo. El gas, el petróleo y la minería de la región han atraído desde los 70 del siglo pasado a un creciente número de trabajadores rusos que han colonizado la tierra y han creado nuevas reglas, mercados y amenazas. El 92 por ciento del gas y el 14 del petróleo que Rusia extrae proceden de aquí: es previsible que habrá más trabajadores. La industria perfora el suelo, acota los pastos, contamina el suelo y agota los recursos que los 300.000 renos y los 10.000 nómadas de la península de Yamal necesitan. El contacto con el mundo desarrollado que llega con la industria del gas y el petróleo pone en peligro la supervivencia de esta cultura milenaria. Y el aumento de las poblaciones de nenets y sus renos amenaza la supervivencia de su forma tradicional de vida. Para ellos no es, sin embargo, un problema muy preocupante. Consultados al respecto, un brillo de arrogancia asoma en sus miradas. Son nenets. Saben que su principal seña de identidad es una increíble capacidad de adaptación a los cambios y las penalidades de su entorno.

ALTA COSTURA´ CONTRA EL FRÍO
Los nenets deben soportar temperaturas de hasta 50 ºC bajo cero. Para protegerse utilizan la malitsa, un abrigo sin cremalleras ni botones confeccionado con la piel de cuatro renos. El pelo caliente se sitúa en el interior. El traje de las mujeres, el yagushka, tiene doble capa aislante y está abotonado en el frente

ropa

CON LA CASA A CUESTAS
El chum, la vivienda de los nenets, recuerda a los tipis de los indios americanos: una estructura de postes de madera, cubierta por una gruesa capa de pieles de reno, en torno a una estufa que calienta y permite cocinar. Fáciles de montar, las mujeres se encargan de levantarlo. Los perros también duermen dentro

tienda1

`SUSHI´ DE RENO A DIARIO
Los nenets obtienen del reno todo cuanto necesitan. Cada mañana atrapan algunos para tirar de los trineos, mientras el resto guía a la manada en su búsqueda incesante de líquenes para comer. Del reno también obtienen pieles para sus trajes y sus casas, tendones para coser y la carne de la que se alimentan, incluso recién cortada.

comer

Fernando González Sitges

La ruta de los Nenets

Ruta acompañando en un tramo de su migración anual al pueblo paleo-siberiano Nenets, en un viaje con trineos tirados por renos. Una oportunidad única de participar en un viaje diferente ofrecido tan sólo por Tierras Polares.

Una de nuestras rutas polares más excepcionales, en convivencia con el pueblo de los Nenets, uno de los pocos grupos étnicos del mundo que ha conseguido preservar sus rasgos culturales y su modo de vida tradicional al tiempo que coexiste en armonía con la sociedad más convencional de su entorno. Para nosotros, este viaje constituye un auténtico viaje en el tiempo y una visita a otro mundo en el que la Naturaleza sigue siendo reina. Un mundo de hielo en el que las duras condiciones climáticas imponen su ritmo, en el que hombres y mujeres continúan con la labor milenaria de pastoreo que emprendieron sus antepasados, y al que nosotros nos uniremos en su migración anual en busca de mejores tierras para los animales hoy en día siguen dándoles todo: cobijo, alimentos y vestidos.

Los Nenets, conocidos en otro tiempo con el nombre más genérico de Samoyedos, decidieron hace miles de años abandonar la caza de renos que suponía para ellos todo su sustento y sustituirla por el pastoreo, iniciando así una labor de domesticación de estos animales que ha venido a convertirse en seña de identidad y medio de vida. Sus pieles les visten y conforman también sus tipis, su carne les alimenta, su fuerza es la que tira de los trineos e incluso muchas piezas de éstos se hacen con partes del reno: todas sus actividades giran en torno a ellos, y ellos son también quienes les permiten mantener una forma de vida nómada que les convierte en uno de los pocos pueblos del mundo que mantienen hasta este punto sus costumbres de tiempos pasados.

El acuerdo que este pueblo ha alcanzado con el Gobierno ruso permite que los Nenets se ganen la vida ejerciendo la tarea que han llevado a cabo desde siempre, siendo al mismo tiempo propietarios de una parte de las manadas.

Este peculiar convenio hace posible que en el segundo milenio de nuestra era las caravanas de trineos y las manadas de renos atraviesen la tundra de sur a norte en primavera y de norte a sur en otoño, componiendo uno de los acontecimientos étnicos más importantes y bellos del planeta. Una sociedad diferente con una idiosincrasia absolutamente distinta a la nuestra, y que tiene mucho que enseñarnos en cuanto a supervivencia y convivencia con un medio en principio hostil. Una cultura única, que permanece inmune, por ahora, a la oleada de cambios vertiginosos en la que se encuentra sumida una gran parte del mundo moderno. En suma, una oportunidad única de descubrimiento para los viajeros polares.

PLAN DE VIAJE

Día 1: Vuelo Madrid-Moscú.

Día 2: Vuelo Moscú–Salekhard (Yamal). Noche en Salekhard.

Día 3: Vuelo en helicóptero hacia Yar Sale. Noche en hotel allí o partida hacia la zona en la que se encuentran los Nenets, en motonieve o vehículo oruga.

Día 4: Salida hacia el área donde se encuentran los Nenets en motonieve o vehículo oruga. Noche en tipi local, llamado en esta zona chum.

Día s 5 a 8: Estancia con los Nenets. En estos días podremos realizar con ellos actividades que variarán en función del momento en que se encuentre el grupo. Entre ellas, se encuentran el ayudarles a reunir los renos, enlazarlos, levantar o tumbar tipis, curtir pieles, participar de la vida cotidiana en los chums o tipis de piel de reno, etc. Nos desplazaremos con trineo de renos o en motonieve en función de la disponibilidad de los Nenets. Noches en chum. Estos tipis son muy confortables e incluso cuentan con una estufa de leña con chimenea.

Día 9: Viaje a Yar Sale en motonieve o vehículo oruga. Noche en un hotel en Yar Sale.

Día 10: Vuelo en helicóptero hacia Salekhard. Noche en hotel en la ciudad.

Día 11:
Día libre en Salekhard. Permaneciendo aquí un día nos aseguraremos de llegar a tiempo a nuestro destino, ya que cabe la posibilidad de que haya retrasos en los vuelos por mal tiempo. Noche en hotel.

Día 12: Vuelo a Moscú. Noche en hotel.

Día 13:
Día libre en Moscú, donde podremos conocer la capital del Estado ruso al tiempo que de nuevo nos aseguramos de que tendremos tiempo suficiente en caso de retrasos. Durante nuestra visita podremos conocer lugares como la Plaza Roja, el Kremlin, la iglesia de San Basilio, el famoso Metro de Moscú o la calle de Tver o Tverskaya. Noche en hotel.

Día 14: Vuelo Moscú-Madrid.

NOTA
Este tipo de viaje más próximo a una expedición implica un mínimo espíritu de grupo y colaboración por parte del viajero, si bien no hay grandes complicaciones técnicas ya que los Nenets, el guía y el traductor nos facilitarán en gran medida la travesía. Todos colaboraremos en tareas como traer leña, levantar o bajar tipis, cargar trineos, etc.: una auténtica experiencia a todos los niveles.
SOLICITA MÁS INFORMACIÓN .

info@tierraspolares.es

Fechas:
Abril 2009.

Nivel: 1 de 6

Grupo:
Máximo 11.

Precio: 4.995 €

Fecha de inscripción:
Hasta 40 días antes de la fecha de partida del viaje.

Reserva de plaza:
Ingreso del 40% del precio del viaje sin incluir tasas de aeropuerto.

Incluye:
- Vuelos en clase turista Madrid-Moscú
- Salekhard, Moscú -Madrid.
- Vuelo en helicóptero Salekhard -Yar Sale –Salekhard.
- Alojamientos y material descritos en la ficha técnica.
- Transfer en tierra.
- Comidas en los campamentos Nenets.
- Guía: Jaime Barrallo y traductor nativo español-ruso.
- Seguro.
- Visados y burocracia con el Gobierno ruso.
- 15 kilos de equipaje facturado.

No incluye:
- Tasas de aeropuerto.
- Transfer no especificados.
- Comidas en los días de vuelo o en las ciudades.

Email: info@tierraspolares.es
http://www.tierraspolares.es